Nacional

Uno de los pilares de nuestro llamado al servicio en este Ministerio es el Evangelismo, especialmente de las personas sordas. Siendo que la gran mayoría de los integrantes de esta obra somos sordos, nos es más fácil alcanzar a aquellos que son como nosotros. Esto es algo muy importante dentro del pueblo sordo, ya que siempre en ellos hay una confianza más grande cuando un sordo habla a otro sordo.

Haga clic aquí para obtener acceso a la Galería.

No estamos diciendo que un oyente no pueda hablarle del Señor a una persona sorda; lo que estamos subrayando es la realidad de que un sordo puede hacerse comprender mejor con otro que es igual que él. Con esta visión, realizamos salidas a Asociaciones de sordos de diferentes ciudades y en ocasiones diferentes provincias, donde contactamos con otras personas sordas y les hablamos de nuestra vivencia diaria, del gozo que Dios da y de la promesas futuras; en definitiva: Les hablamos de Jesucristo.